La ciencia médica indica que cuando los síntomas de una enfermedad aparecen de forma espontánea, natural, y resultan evidentes, es signo claro que la enfermedad está presente. El decidir no enfrentarla, sino por comodidad ignorarla, puede conducir a graves consecuencias, irreversibles e irreparables.
¡Suscríbete!

Suscríbete a nuestra red ciudadana para estar informado de todas nuestras causas en la defensa de la libertad