La crisis política que se vive en El Salvador resulta preocupante para la democracia en todo el mundo

Pero especialmente para Centroamérica y Guatemala, donde el presidente Alejandro Giammattei se congratuló por las medidas totalitarias de su homólogo Nayib Bukele. Por esta situación, Guatemala Inmortal.

Expone ante la opinión pública:

I. En mayo de 1993, el presidente Jorge Serrano Elías tomó varias medidas conocidas como «Serranzazo», que llevaron a su restitución. En una democracias republicana existe división de poderes, a diferencia de las dictaduras militaristas como las de Daniel Ortega en Nicaragua y Nicolás Maduro en Venezuela. Guatemala Inmortal se opone, y se ha opuesto en el pasado, a dictaduras como estas.

II. El 10 de febrero, el presidente salvadoreño Nayib Bukele ingresó al Congreso de su país acompañado por miembros del Ejército, par presionar a los legisladores, de mayoría opositora , a que discutan aprueben un préstamo para seguridad. La acción incluyó la presencia de francotiradores cerca del Congreso y un discurso de Bukele instando a sus seguidores a apoyarlo.

III. La situación ha motivado alarma y condenas desde diversas instancias, dentro y fuera de El Salvador, donde los diputados convocaron reunión urgente para evaluar la crisis La Fundación para el Desarrollo Económico y social (FUSADES), señaló que existe rompimiento del orden constitucional y vulneración del sistema de división de poderes. La Unión de Partidos Latinoamericanos (UPLA), instó a los gobiernos y a la Organización de Estados Americanos (OEA), a promover observación permanente sobre el respeto a las garantías constitucionales en El Salvador. Y la OEA calificó el hecho como «exhibición de fuerza Bruta». Ese organismo internacional convocó a reunión urgente con base en la Carta Democrática.

IV. Entretanto, el presidente Alejandro Giammattei apoyó públicamente a través de sus redes, la acción injustificable de Bukele, sin atención al respeto que los gobernantes deben tener por las instituciones de la República, la Constitución y las instituciones democráticamente electas.

V. El gobierno guatemalteco no puede presentarse ante el mundo como apoyo de un rompimiento constitucional donde se ejerció la fuerza y la intimidación armada contra un poder legítimamente electo, como es el Legislativo, en una acción que imita las de regímenes como el cubano comunista o el chavista.

VI. Por lo anterior, Guatemala Inmortal protesta por la postura del mandatario Alejandro Giammattei y le exige retractarse públicamente de su declaración emitida en redes. asimismo, lo instamos a que exija el respeto a la Constitución y las libertades políticas en la hermana república de El Salvador.

¡Guatemala debe respaldar las democracias republicanas de todo el mundo, especialmente las de Centro América!

¡Nuestro país no puede avalar acciones totalitarias ni en el uso de la fuerza contra las autoridades legítimas de El Salvador!

¡Guatemala Inmortal apoya la institucionalidad de El Salvador!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *