Guatemala está en un momento muy delicado, donde las restricciones dictadas por el Estado pretenden frenar el avance de la pandemia COVID-19. Sin embargo, como ciudadanos libres no podemos permitir que, al amparo de las medidas de emergencia se adopten acciones que restringen libertades fundamentales como la de expresión, que es puntal de todo régimen democrático.
La situación económica comienza a tornarse grave para Guatemala. No estamos ante una recesión, sino en medio de una crisis motivada por el encierro obligatorio de toda la población. Urge reactivar la economía y permitir el retorno a la actividad productiva de forma responsable. De lo contrario, nos amenaza un grave escenario que incluye desempleo y miseria, violencia y nuevas epidemias producto de la pobreza generalizada.
Esta situación genera que el ampliación presupuestaria está desfinanciada y sin fuente de financiamiento clara y concreta.
¡Suscríbete!

Suscríbete a nuestra red ciudadana para estar informado de todas nuestras causas en la defensa de la libertad