¡No podemos perder la libertad de expresión!

Guatemala está  en un momento muy delicado, donde las restricciones dictadas por el Estado pretenden frenar el avance de la pandemia COVID-19. Sin embargo, como ciudadanos libres no podemos permitir que, al amparo de las medidas de emergencia se adopten acciones que restringen libertades fundamentales como la de expresión, que es puntal de todo régimen democrático.

Manifiesta:
  1. El Estado Republicano y Democrático descansa sobre la base de las libertades individuales. Una de las más preciadas e importantes es la libre emisión del pensamiento, que en Guatemala está regulada por el artículo 35 de la Constitución Política de la República, que dice: “Es libre la emisión del pensamiento por cualesquiera medios de difusión, sin censura ni licencia previa. Este derecho constitucional no podrá ser restringido por ley o disposición gubernamental alguna”.
  2. El espíritu de la democracia republicana se sustenta en la ausencia de censura. En 2005, la lucha de periodistas guatemaltecos logró que se eliminara de las leyes el delito de “desacato”, que básicamente era la penalización de expresiones injuriosas u ofensivas contra funcionarios.
  3. Por muy desagradable o incluso repugnante que pueda parecer una idea, tratar de censurarlas reduce significativamente la democracia.
  4. No podemos olvidar que los regímenes totalitarios de Cuba, Venezuela y Nicaragua iniciaron censurando a los medios de comunicación. Esto luego se extendió a todas las formas de libertad de expresión y convirtió a esos países en dictaduras donde no hay ciudadanos libres, sino personas subordinadas a los dictadores.
  5. La libre expresión, ejercida por ciudadanos y medios de comunicación, es un derecho que constituye un contrapeso a los poderes establecidos y se define como libertad frente a represión.
  6. En este momento adverso para el país, es de vital importancia para la gobernabilidad mantener vigentes las pocas libertades que aún pueden detentarse. Cuando no tenemos libre locomoción, libre comercio y libertad de producir, el ejercicio de la libre expresión es más necesario que nunca. No sólo para informar y ser informados, sino como un ejercicio que dignifica a los ciudadanos.
Por lo anterior, solicitamos al Presidente Alejandro Giammattei
  1. Velar porque todos los medios de comunicación puedan expresar libremente sus ideas, sin ningún tipo de cortapisa ni acción represora que nos haga retroceder en términos de democracia.
  2. Garantizar a los periodistas el acceso a las fuentes de información y a la ciudadanía, el derecho a informarse en los medios existentes, sea cual sea su posición ideológica, política o religiosa.
  3. Permitir que la ciudadanía se exprese libremente a través de las redes sociales.

¡Por favor Presidente, no permita que perdamos la libertad de expresión!

Guatemala Inmortal seguirá luchando por el derecho de todos los ciudadanos a expresarse libremente, aunque no estemos de acuerdo con sus ideas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *