La Corte de Constitucionalidad era una de las cortes de jurisdicción constitucional más respetadas de América Latina. Sus actuales magistrados, titulares y suplentes, con excepción de la Dra Josefina Ochoa, la convirtieron en un reducto político, el cual a través de falsas legalidades, buscaron ejecutar como vulgares meretrices las políticas socialistas del Foro de Sao Paulo. Fallaron y siguen fallando.
Que, de forma inmediata, haga uso de la autoridad que la Constitución Política de la República de Guatemala le otorga y procesa a impedir el ingreso del extranjero, Iván Velásquez Gómez, al territorio guatemalteco.
El juicio contra el Presidente era de carácter político y sólo tenía por objetivo provocar un golpe de estado.
La justicia no se aplica con injusticia. La corrupción no se combate con más corrupción.
¡Suscríbete!

Suscríbete a nuestra red ciudadana para estar informado de todas nuestras causas en la defensa de la libertad